Y que no se olvide de la luz y del aire acondicionado.

¿Cuántas veces hemos oído estas frases en una oficina? Muchas.

¿Te imaginas que hiciéramos lo mismo con la informática? Pues ahora ya es posible. El Cloud computing nos permite pagar únicamente por lo que usamos, y además medido en horas.

¿Por qué debemos pagar por nuestros sistemas informáticos a partir de las 18h, el fin de semana o en la fiesta local de nuestra ciudad, si no hay nadie trabajando? Menuda tontería!

Paso a paso para migrar a Nubicuo

Claro que, si tienes los servidores en tu oficina, ocupando espacio, ruido etc etc lo tienes más complicado ya que deberás hacer copias de seguridad por la noche, si quieres trabajar tienes que ir a la oficina, y muchas otras incomodidades que se eliminan con el Cloud.

¿A que no tienes un generador eléctrico en tu oficina? ¡Migra a la nube!

Disponer de la informática en el Cloud te va a permitir pagar únicamente por aquellas horas en las que tu informática esté en marcha. Ni más ni menos. Y si en Agosto cerráis la empresa 15 días, pues no pagarás por esos 15 días de «Luz apagada». Pero si resulta que en el quinto día de tus vacaciones te llama tu mejor cliente pidiendo un pedido urgente no sufras, les das al botón del pánico y tus servidores se encenderán para ti en menos de 5 minutos, te podrás conectar desde la playa a tu ERP, hacer el pedido y facturar.

¿Qué? ¿Parece increíble verdad? Pues hoy ya es una realidad. Y una realidad al alcance de cualquier empresa o microempresa.

Esa informática en el cloud te permitirá poder trabajar con todas las herramientas y documentos que necesitas desde cualquier sitio, a cualquier hora y desde cualquier ordenador. Da igual donde estés. Siempre podrás trabajar como si estuvieras sentado en la oficina.

Lo dicho, el último que apague la luz….y la informática

¿Deseas saber más de las ventajas de nuestra Solución Cloud?